lunes, 28 de enero de 2008

VOLAR SIN REJAS

Érase una vez un pájaro, adornado con un par de alas perfectas y plumas relucientes, coloridas y maravillosas. En fin, un animal hecho para volar libre e independiente, para alegrar a quien lo observase. Un día una mujer lo vio y se enamoro de él. Se quedo mirando su vuelo con la boca abierta de admiración, con el corazón latiéndole más deprisa, con los ojos brillantes de emoción. Lo invito a volar con ella, y los dos viajaron por el cielo en completa armonía. Ella admiraba, veneraba, adoraba al pájaro.
Pero entonces pensé: “¡tal vez quiera conocer algunas montañas distantes!” Y la mujer tuvo miedo. Miedo de no volver a sentir nunca más aquello con otro pájaro. Y sintió envidia, envidia de la capacidad de volar del pájaro.
Y se sintió sola.
Y pensó: “voy a poner una trampa. La próxima vez que el pájaro venga, no volverá a marcharse”. El pájaro, que también estaba enamorado, volvió al día siguiente, cayó en la trampa y fue encerrado en la jaula.
Todos lo días ella miraba al pájaro. Allí estaba el objeto de su pasión, y se lo enseñaba a sus amigas, que comentaban: “Eres una persona que lo tiene todo”. Sin embargo, empezó a producirse una extraña transformación: como tenía al pájaro, y ya no tenia que conquistarlo, fue perdiendo el interés. El pájaro, sin poder volar ni expresar el sentido de su vida, se fue consumiendo, perdiendo el brillo, se puso feo, y ella ya no le prestaba atención, excepto para alimentarlo y limpiar la jaula.
Un buen día, el pájaro murió. Ella se puso muy triste, y no dejaba de pensar en él. Pero no recordaba la jaula, recordaba solo el día que lo había visto por primera vez, volando contento entre las nubes.
Si profundizase en si misma, descubriría que aquello que la emocionaba tanto del pájaro era su libertad, la energía de las alas en movimiento, no su cuerpo físico.
Sin el pájaro, su vida también perdió sentido, y la muerte vino a llamar a su puerta. “¿Por qué has venido?”, le pregunto a la muerte.
“Para que puedas volar de nuevo con él por el cielo” -respondió la muerte-. Si lo hubieses dejado partir y volver siempre, lo admirarías y lo amarías todavía más; sin embargo, ahora necesitas de mí para poder encontrarlo de nuevo”.
AUTOR: Paulo coelho

viernes, 25 de enero de 2008

EL DON, DEL AMOR

¿Por qué será que siempre que escribimos, hablamos o tratamos algun tema, en cierta manera acabamos hablando del AMOR?
Bien… porque estas enamorado/a... porque esperas estarlo pronto o porque algún día lo estuviste y se acabo.
De pequeños/as... Nos enseñan a caminar, a las primeras palabras, a miles de cosas.
Pero todos sabemos amar, nadie nos lo enseña; Supongo que es porque todos nacemos con ese Don.

Porque -¿a alguien le han enseñado a amar?... creo que no, por lo menos a mi no.
Es una de las únicas cosas que aprendemos solos, dejándonos llevar.
Todos, todos, tenemos una mitad, aquí, allí o vete a saber donde, pero estoy segura de ello.
Cuando encuentras tu otra mitad, no hace falta hablar, sobran las palabras…

hablan las miradas, esas que te llegan al alma y te sientes como si volaras a un infinito. Lo malo es que tienes que correr el riesgo de no equivocarte o incluso de equivocarte una, dos, tres… las veces que hagan falta. El que arriesga gana…

  • -Puedes ganar el Amor de tu vida y una vida de felicidad; que es difícil pero no imposible.
  • -O ganar un Amor erróneo, experiencia y fuerza para seguir adelante.

Yo también prefiero la primera opción. Pero lo dicho hay que arriesgar.
Y quizás, el que menos esperas, es el Amor que buscas, o mejor dicho el Amor que deseamos.


Porque todos, tenemos que quemarnos en la hoguera de nuestras emociones.


video

Este video es de lo mejorcito, no tiene desperdicio... ¡pincha video!

miércoles, 9 de enero de 2008

3...TA Y TANTOS

¡9 de Enero!… ¡Hoy es mi cumpleaños!
- ¡Ya soy mayor de edad!… ¿mmm?… jaja
Bueno más bien eso mismo dije, hace unos añitos.
Aunque me siento igual de joven, porque la juventud no es una edad concreta, es un clima del corazón; y se que jamás volveré a ser tan joven como hoy, así que prefiero seguir siendo quien y como soy. ¡Y como no! con todo lo aprendido.
Como dijo alguien: - Si eres treintañera estás de suerte; Tienes el mundo a tus pies y el futuro en tus manos. Cierto… Pero con cuidadin porque nunca antes había sido tan “vieja” .
(Aunque espero tener toda una vida para serlo).
No se por que será que en este día, mi día… es todo tan especial, te levantas con una sonrisa pensando en lo que te deparara el resto del día.
Por momentos llegas a pensar: ¿y si no se acuerda nadie de mí? pero van pasando los minutos y una vez mas están ahí, aquí conmigo.
Un año mas, una vela más y ¡como no!… una arruga más, pero bien llevadas porque en esta vida hay que sonreír aunque te castiguen esos gestos de la madurez.
Un hoy bien vivido hace que cada ayer sea un sueño de felicidad y cada mañana una visión de esperanza, esa que nos hace cada día tener la ilusión de vivir un día nuevo hasta llegar a cumplir un año más para estar contigo, con vosotros y a su vez conmigo misma.
Han sido muchas las personas que me han felicitado en este día... pers
onas esperadas, inesperadas y algún que otro despistadillo/a que no se ha acordado aunque sé, que no por eso he sido menos importante para ellas/os.
Recibí algunos regalitos, todos recibidos con mucha ilusión y cariño; aunque no hubo pastel, ni velas que soplar, pero supongo que tenía que ser así.
porque aun queda el sábado 12 de Enero (cumpleaños de Sonia) la gran celebración de ambas,como hacíamos años anteriores.

Llego sábado noche, noche de la cena y como siempre llegamos tarde para variar, ya estaban algunos de los amigas/os en común, aunque no fuimos las últimas.
La cena estuvo muy bien acompañada de esa sangría que tanto tememos y a su vez tanto caracteriza a algunas.
Llegaron los cafés, también acompañados de ese whisky peach al que tememos pero ¡bien que lo bebemos! jaja
Recibimos muchos regalos y casi todos acertados.
Y cantando un cumpleaños feliz… por fin puedo decir que hubo pastel y velas, velas que soplar. Sin dejar atrás las fotos, esas que nos harán recordar, este día…
Feliz en tu día.

miércoles, 2 de enero de 2008

FELIZ NAVIDAD, PROSPERO AÑO NUEVO Y QUE LOS REYES TE TRAIGAN MUCHOS REGALOS... (ja.ja.ja)

Las Navidades… es una de las fiestas más importantes del cristianismo, el 25 de diciembre se celebra el nacimiento de Jesucristo (Aunque a la vez hay mucho debate en saber si es cierto o no que nació ese día). (Por eso la celebramos, por ser católicos). ¡Ja! y yo me lo creo… ¡Anda ya!
(Iré al grano y sin rodeos)… En realidad la Navidad no existe, solo son fechas que cada uno creamos de la mejor manera y como mejor nos interesa (osea, como nos da la gana).
Solo es un interés público, compartido, Que mientras unos despilfarran otros pasan hambre, triste pero cierto a su vez.
Y cada año nos recuerda lo falsos que somos todos y que solo nos acordamos de la familia es estas fechas. (Aunque algunos no se acuerdan ni en dichas fiestas).

Cada vez esta más claro que la Navidad es para los niños y a su vez, nosotros tener un buen pretexto para tirar la casa por la ventana.
¿Y por que no?... hacernos los inocentes y compartir esa alegría con los demás.
Todo es maravilloso, todos nos llevamos bien, unas buenas fechas para llamar la atención de los demás, porque si, ¡señores, es Navidad! (feliz Navidad, feliz año… bla bla bla).

Y que decir de esos anuncios de la TV… el gordo de navidad, los perfumes, juguetes ¡y como no!... los turrones – “el lobo, el turrón mas caro del mundo” o el de la viuda… (Que el pobre muerto estará ya hasta los… ajam) y que decir del de “vuelve, a casa vuelve, por Navidad” (que pasa, que después lo hechas a la calle).

Y lo peor de todo es que no nos damos cuenta de los precios, solo –decimos: ufff como ha subido todo, pero lo hacemos con una sonrisa haciendo la vista gorda… claro, porque es Navidad. Y en febrero…. diremos: ¡esta todo carísimo! y es cuando te das cuenta de que los precios están por las nubes. ¡Señores, subieron en diciembre! cuando comprábamos los múltiples de regalos, para así seguido tener la esperanza de recibir otro a cambio.

¿Que pasara el día 7 de enero? ya habrán terminado las fiestas… quitaras las bolas, luces y demás (si es que las pusiste) del árbol de navidad (que aun no entiendo porque es un abeto)… y dejaras atrás los múltiples mensajes de móvil.
¿Que quedara de toda esa ilusión?
¿Ya no se puede decir feliz día, dar besos, abrazos y demás?
suerte que para mi acaban el día 9 de Enero 3...TA Y TANTOS (mi cumpleaños) jaja.

A ver si nos queda claro que todo esto es una fantasía, y es bonito… ¡pero joder! que esa complicidad espiritual dure todo el año.
Somos personas, no una oferta del Carrefour, ni marionetas que nos puedan manejar según las fechas.

Algunos pensareis que tengo razón, otros muchos que soy un fastidio, y yo pienso, que soy realista, porque ya tenemos una edad en la que sabemos quienes son los Reyes Magos.

Y que conste que yo soy la primera en tirar la piedra y esconder la mano. Y ¿por que? -porque soy persona y como tal, me gusta sonreírle a la vida y compartir esa sonrisa con mi gente, esa que me hace sentir viva, alegre y que me da fuerzas para avanzar sin falsedad ni maldad. Y si tengo que decir feliz navidad, lo diré con la boca bien grande, pero mañana también diré buenos días, y si tengo que decir TE QUIERO a mi gente lo diré, porque lo siento y no porque una fecha, lo mande.

Felices Fiestas, y disfruta de las vacaciones
video