miércoles, 21 de mayo de 2008

CUERPO X

Hoy voy a hablar del cuerpo “Diez”. Del cuerpo perfecto, de la tía o el tío buenorro que tanto esta de moda. Sisi, voy a hablar del mundo en general.
De curvas, rectas y complejos innecesarios.

De esos michelines y curvas de la felicidad. De esa barriguita cervecera a punto de estallar... pero bien llevada porque seguro que nadie lleva las tripas en un cesto.
De huesos andantes... que para un caldo no están nada mal.
De bajitos/as de buen frasco. Y de muy altos/as, tan altos como la luna.
De feos/as con encanto y guapos/as con desencanto o encantados no valorados.
Del cacha de moda, o de la 90-60-90 que sueñan con la frutería y tienen pesadillas con la fruta (piel de naranja, limones caídos; con higos y pasas… o melones de goma).

¿Por qué vivir empeñados en ser perfectos, si la perfección no existe?

Todos, todos... estamos
- ¡divinos de la muerte!... (me aplicare el cuento) jaja



22 comentarios:

amateur1965 dijo...

ya ves malditas modas americanas de pasarela barata y mentes desocupadas.
Una mujer debe la silueta de una guitarras y si no, tampoco pasa nada...


un besazo julia

María dijo...

Hola preciosa, cuando puedas, pásate por mi blog a recoger un regalo que yo te ofrezco con mucho cariño.

Un abrazo.

María dijo...

Jajaja hola bonita mía, acabo de leer tu comentario y me alegro mucho de que estés contenta por mi regalo, este premio que de verdad, te mereces.

Lo que tienes que hacer, si tú quieres, porque es lo que hacemos casi todos, es ponerle en tu blog para dejarlo como recuerdo en un lado de tu blog, y también hacer una entrada diciendo quién te lo ha otorgado y ofreciéndoselo a otras personas que tú quieras y creas se lo mererezcan, más o menos como lo que hago yo, que aprendí a hacerlo de los demás.

Un abrazo, y que disfrutes del premio que bien te lo tienes merecido.

Muakssssss

LlunA dijo...

Pues sí, nos tenemos que gustar a nosotros primero y conseguida la misión ya se puede decir que somos perfectos dentro de nuestra imperfección!

Javi dijo...

jajajaja, qué razón tienes. Nuestras obsesiones cotidianas. Si nos preocupáramos de los demás...

Besos

Daniel dijo...

Una cara bonita no dura para siempre. Una personalidad bonita es para toda la vida. Como la tuya. Besos

JULIA dijo...

Amateur1965- Si claro, a quien no le gusta un ideal y buena persona?!
Pero yo creo que ni guitarra ni violín… Cada uno es como es.

Un besazo enorme

Lluna- Has dado en el clavo. Ya que si no nos gustamos nosotros mismos, jamás podremos gustar.

Besotes

Daniel- Jo Daniel, tu tan atento como siempre, espero que no sea un cumplido.
Ser buena persona hoy en día es un lujo y si eso es lo que te transmito a ti, no tengo palabras.
Gracias por ser como eres ;-)

Gala y Dolar dijo...

El abdomen marcado como tableta de chocolate.....
que pena ser tan ciegos con el fisico,que disparate,total,las personas son lo que hay dentro de los cuerpos.
Pero claro,tampoco se puede ser un fariseo,y cuando de hacer el amor se trata,prefiero un cuerpo 10 a no uno feo.
En fin,la magia es interior,lo de fuera es mera fachada,prefiero ser un feo con encanto, a ser un pibon lleno de nada.

muchadela torre dijo...

Vengo de lo de Maria, me ha gustado tu texto aunque siempre busco la perfección creo que tienes razon.besos cerca del mar

Ulysses dijo...

Todos tenemos nuestras virtudes y defectos, esa es la gracia.

Saludos

JULIA dijo...

Gala y Dólar- Si claro jaja es como la comida… como no nos entre por el ojo, no disfrutamos igual de ella.

Saluditos

Muchadela torre- Yo también soy un poco perfeccionista conmigo misma. Por desgracia no soy perfecta jaja pero siempre intento sacar el mejor partido de mi misma, para sentirme mejor.

P.D. He intentado visitar tu blog, pero solo me deja ver el perfil. No encuentro el enlace.

Un beso

Ulises- Siii, que seria el mundo, sin las diferencias…. sin lo horrendo no valoraríamos la belleza.

Saludos

amateur1965 dijo...

Ya me he puesto al dia¡¡¡ espero que no te duelan los dedos como a mi...

un beso

white dijo...

Es cierto siempre andamos incomodos por algo de nuestra persona, siendo que la muerte no va ver si tenemos mas o menos que otros,,cuando toca, toca..

Cani dijo...

Me pienso aplicar el cuento, eso si, sin mirarme al espejo unos cuantos dias. Es cuando me conformo.
Un saludo

La Gata Coqueta dijo...

Hola Julia ¿que tal estas? gracias por tú visita.
Divina de la muerte es la frase prefrida de mí estilista que me saca de muchos apuros cuando tengo verdaderas dudas.
La varrigita cervecera no la comparto a no ser que sea discreta.

Recibe un cordial saludo.

amateur1965 dijo...

Ya es lunes, que tengas una buena semana Julia

Besos

JULIA dijo...

Creo que con este post estamos la mayoría de acuerdo jaja.

CANI- Hazte amiga del espejo y créetelo.
Besitos guapa

La Gata Coqueta- Sisi, la barriguita, la que hace que de vez en cuando no podamos respirar para camuflarla jaja… ains

Feliz semana a todo/as un beso

María dijo...

Hola bella:

Eso mismo digo yo ¿por qué buscamos lo que no existe? no existe un cuerpo perfecto, ni una persona perfecta, no existe nada perfecto, nada, y entonces...¿por qué nos empeñamos en buscar lo que no existe? ¿por qué nos hacemos desgraciados en vez de intentar conseguir que lo que tenemos es lo perfecto?

Precioso tema, como todos los que nos pones, es un privilegio para mí, pasarme por tu blog, y te mando un abrazo inmenso.

Shanty dijo...

Cierto, nuestra cultura busca lo imposible... no hay perfección. ¿Habrá semi? (bromas)
Te dejo un beso y gracias por pasarte de nuevo a mi casa.
Shanty

JULIA dijo...

Todos estamos y somos DIVINOS DE LA MUERTE. A quien le guste bien y al que no... ahhhhhhh se siente!!!!
Gracias por "pensar" como yo.

Un saludo a todos.

Ana dijo...

Bueno, yo no busco un cuerpo diez,pero al llegar a los 38 (cási),y ves eses rebeldes michelines,pués si que intento estar bien comigo misma.
Siempre sin llegar a extremos, de echo llevo unos 4 meses intentando perder 4 kilos,sin conseguirlo,jeje


Un beso

JULIA dijo...

Ana- Animo niña que eso esta chupado... y sino disfruta del buen comer jajajja.

Un besito y gracias por tu paseillo