jueves, 6 de marzo de 2008

MAMI

Nunca me ha gustado hablar de mis sentimientos, pero blogspot se ha convertido en uno de mis mejores amigos porque esta aquí las 24 horas del día, para que le comente lo que YO quiera. Tanto si es para escribir de emociones, sensaciones, de sonrisas o de lo que me de la gana.
Solemos hablar mucho del Amor y casi siempre lo relacionamos con el amor de pareja del que tanta escasez hay hoy en día, pero no siempre tiene que ser así. Y
o estoy llena de amor, y aseguro que nadie me va a dar tanto amor y cariño como me está dando esta persona día a día.
Estas letras van dedicadas a la persona más maravillosa del mundo. Esa que abre los brazos para protegerme cuando lo necesito, a la que se le iluminan los ojos cuando estoy feliz, la que te da libertad sin celos. La que es Sincera, alegre, optimista, noble, dulce, buena y sobre todo valiente… esa eres TÚ. Esa que lo da TODO, todo, a cambio de nada. La que agradece a la vida cada segundo que pasa, de que los demás estemos bien en vez de por ella. No acabaría, ni me cansaría nunca de decir lo buena que eres. Nunca te ha sobrado de nada, pero amor para dar SIN recibir siempre te sobra. Espero que nunca tengas que reprochar nada a nadie, porque no acabarías nunca de decir lo egoístas que somos contigo. Cuando necesitamos de ti ¡como nos acordamos y te echamos de menos! ahí estamos dando por culo. Pero ¡joder! cuando no necesitamos nada, que poco nos acordamos ni te agradecemos.
No se si somos buenos, malos, mejores o peores… Pero de lo que estoy segura es que ninguno nos parecemos a ti. Normalmente suelo hablar en primera persona pero hoy me veo con el derecho de hacerlo en primera, segunda… y así, hasta llegar al octavo, dejamos mucho que desear.
Yo me veo una gran persona con mis defectos y virtudes, ni mejor ni peor, pero cuando pienso, hablo o me fijo en ti me falta esa fortaleza, coraje y agallas que tú tienes para seguir hacia delante sola. Nunca podré agradecer lo suficiente lo que has y estas haciendo por mi (y por los otros que son muchos). Eres a la primera persona que quise cuando nací y no he dejado ni dejare de hacerlo. “Si tú estas feliz, viéndote yo también lo estoy”.
Gracias por ser mi amiga, compañera, y sobre todo por ser como eres y quien eres, mi madre. Esa que intenta mantener unida a toda la familia. Y ¡como no! por hacer de ese peazo de padre que tanto echamos de menos.
¡Que grande eres, y lo que te quiero! Te quiero más que la madre que me parió a mí (ósea tú), que no es poco. Y aquí lo dejo. Seguiría y seguiría hablando de ti y de tus cosas buenas porque malas no tienes ninguna, pero me repetiría mucho y tampoco es plan. Te Quiero (aunque ya lo sabes porque te lo digo a diario).



4 comentarios:

Mª Angeles dijo...

Estoy contigo Juli, es verdad... somos unos egoistas.

Anónimo dijo...

Muy emotivo

amateur1965 dijo...

sentimos lo mismo solo que en el post a mi madre la puse a caer de un burro pobrecita mia ella

un beso

JULIA dijo...

Amateur1965- Tienes suerte de que las madres lo perdonan tooodo.

Un beso